Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros visitantes una forma mas cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestra web.
Al utilizar nuestra web aceptas nuestra nuestra política de cookies
Categoría: http://www.thatzad.com/ Volver a los Artículos

Guía fácil de aplicación de la LOPD y LSSI para e-Commerce

Autor: Carlos León Trinidad, 01/09/2016

Esta guía de aplicación de la LOPD y LSSI para e-commerce la hemos escrito después de documentarnos mucho y como respuesta a la infinidad de preguntas y dudas que nos hacen nuestros clientes con tienda online sobre qué han de tener en cuenta a nivel legal.

Nosotros siempre les hemos explicado las líneas maestras de la ley pero advirtiéndoles que en Thatzad somos consultores de marketing online, no somos abogados, así que con esta guía vamos a hacer lo mismo. Nuestra recomendación es hablar con alguna empresa o bufete experto en protección de datos o experto en IT (que los hay muy buenos). Pero siempre es bueno tener claro qué es lo que suponen estas dos leyes.


Cómo aplicar la LSSI


La LSSI o LSSCE es la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, es la ley que regula los negocios de internet para evitar abusos y proteger a los usuarios.

Deben aplicarla todas las Personas jurídicas y particulares que realicen actividades económicas a través de Internet, o sea, no sólo las tiendas online, sino aquellas webs que generan algún tipo de negocio, o sea:

  • Comercio electrónico.
  • Contratación online.
  • Información y publicidad.
  • Servicios de intermediación.

Esta ley nos obliga a:

  • Identificar a la empresa o persona que hay detrás de esa web:

    • Nombre o denominación social
    • Datos de contacto (domicilio, mail o teléfono…)
    • NIF/CIF
    • Datos registrales (si está registrada)
    • Y si precisa autorización o ejerce una profesión regulada, los datos relativos a la misma.
  • Condiciones de uso de la web o Contratación online.

    Se debe informar claramente (no olvidemos que es un contrato vinculante por ambas partes) de:

    • Los precios y las características de los servicios o productos ofrecidos
    • Si incluyen impuesto o no
    • Los gastos suplementarios (envíos, pagos con tarjeta…)
    • Los plazos de entrega
    • Las condiciones de cambio, garantías y devolución
    • La gestión de incidencias
    • Y toda la “letra pequeña” que deba ponerse en conocimiento del usuario o comprador.

    Además de las condiciones generales, en ese contrato se debe informar de los pasos a seguir, si se va a archivar y se va a ser accesible, los medios para corregir datos antes de la confirmación, las leguas en las que puede formalizarse el contrato. Y debe haber un acuse de recibo via mail, como mínimo.


  • Explicación sobre el uso de Cookies.

    En la web debemos explicar claramente qué tipo de cookies utilizamos, qué tipo de información recogemos, para qué las usamos y si son propias o de terceros.

    Pensemos que hoy en día casi todas las webs utilizan cookies (si tienen instalado Google Analytics o si tienen conversiones de Adwords o Facebook configuradas)

    Este punto requiere bastante más detalle, os dejamos un enlace a otro artículo sobre la aplicación de la ley de cookies que creamos.


  • Información sobre Propiedad intelectual de los contenidos.

    La LSSI no obliga a añadir cláusulas de propiedad intelectual o las limitaciones del uso de contenidos de la web pero nosotros recomendamos mencionar en el Aviso legal la propiedad del contenido (textos, fotos, videos, logos, marcas,…) y los permisos o condiciones que imponemos para su uso en medios externos a la web.

La ley prevé otros aspectos como el uso de comunicaciones comerciales vía mail, por ejemplo, que trataremos en futuros artículos.


Cómo aplicar la LOPD


La LOPD se encarga de velar por el control, protección y derechos sobre el uso de datos personales de personas físicas identificadas o identificables.

Lo primero que debemos decir es que aplica a cualquier ámbito, no únicamente online, pero en web es especialmente claro pues en la mayoría de páginas tenemos un formulario de contacto o si vendemos online seguro que tendremos bases de catos de clientes o pedidos. En el caso en que guardemos algún dato personal debemos aplicar la LOPD que dividimos en 3 puntos:


  • Notificación o Declaración de ficheros:

    Estamos obligados a notificar a la Agencia Española de Protección de Datos (AGDP) qué ficheros tenemos guardados. No con todos los datos, sólo con el nombre del fichero, los tipos de datos que contiene, su ubicación…

    Por ejemplo si tenemos un fichero de clientes (llamado “Clientes”, con nombre, dirección, telf….) o un fichero de contactos (llamado “Contactos formulario web” con nombre, mail,…) o uno de clientes potenciales (llamado “Descargas tutorial”…) por poner algunos ejemplos.

    Se puede hacer ese trámite online con el sistema NOTA, es sencillo y en la web de la AEPD hay una guía para rellenarlo.



  • Informar a los usuarios sobre el uso de sus datos y solicitar su aceptación.

    Siempre que en una web o tienda online recopilemos datos debemos incluir una sección donde expliquemos claramente qué datos recogemos, para qué los recogemos y quién hará uso de ellos.

    Lo habitual puede ser recoger datos personales para la gestión de los servicios contratados y para realizar comunicaciones comerciales únicamente por parte de la empresa (podría haber cesión a terceros o a otras empresas del grupo).

    Se debe informar también de los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) y habilitar una vía sencilla para ejercerlos, por mail o de forma automática con un enlace a bajas.

    Para solicitar su consentimiento expreso al usuario, basta con añadir un check con un enlace a nuestra política de privacidad. Ese check o casilla que debe marca puede ser obligatoria pero no estar marcada nunca por defecto.


  • Protección de los datos

    Una vez recopilados los datos estamos obligados a protegerlos. La ley marca unos niveles de seguridad en función de que los datos sean sólo personales pero pueden ser mucho más altos si hay datos médicos, bancarios, etc.

    En un e-commerce, lo habitual es que estén alojados en el servidor web y quizás un backup en el servidor de la empresa tras un login y password. Esos archivos sólo pueden ser accesibles por personas autorizadas y deben estar recogidas en el documento de seguridad que marca la LOPD.

    Es importante saber que si existen empresas externas que puedan acceder a los datos, por ejemplo, los programadores, nuestra agencia de marketing online, una herramienta de envío de mails (MailChimp), las empresas de hosting o logísticas, hemos de garantizar su confidencialidad y buen uso de los datos. Recomendamos la firma de un contrato específico sobre LOPD.


Lo que hemos comentado respecto a la LOPD son sólo las pinceladas más básicas que puede necesitar un e-commerce, en proyectos online algo complejos o con datos sensibles es mucho más importante ir de la mano de una empresa experta en LOPD.


Para más información existe una página de preguntas frecuentes muy completa, os la recomendamos: https://sedeagpd.gob.es/sede-electronica-web/vistas/infoSede/preguntasFrecuentes.jsf



NOTA (*)

Todos los artículos de esta web están sometidos a las leyes de propiedad intelectual y pertenecen a Thatzad. Pueden ser utilizados total o parcialmente por cualquier medio de comunicación siempre que se haga una referencia a la empresa y a su página web. En caso de medios digitales se solicita únicamente un link visible para los buscadores.

Volver a los Artículos
ThatzBlog y ThatzTwitter

También puedes estar totalmente informado sobre las últimas tendencias en Marketing online en ThatzBlog o en nuestro Twitter.

@Thatzad: Cuando hacemos una estrategia Target CPA cuál es el número mínimo de conversiones mensuales para que funcione bien? #AdWordsAyuda #hubinar
@Thatzad: El secreto de los 10 minutos diarios de ‘networking’ en #LinkedIn https://t.co/pMRHhtlOy8
@Thatzad: La última campaña de Kendall Jenner para Adidas reafirma el sexismo de las marcas deportivas @lavanguardia https://t.co/FEaIyU70h1